POR LA VIVIENDA DIGNA, POR NUESTROS DERECHOS

Este ha sido otro año más de lucha en la calle por el derecho a la vivienda en Leganés. Seguimos exigiendo medidas urgentes para paralizar desahucios y frenar la especulación de la vivienda.

En estos días de loas al 40º aniversario de la Constitución del 78, es necesario recordar su Artículo 47 donde señala que “Todos los españoles tienen derecho a disfrutar de una vivienda digna y adecuada. Los poderes públicos promoverán las condiciones necesarias y establecerán las normas pertinentes para hacer efectivo este derecho, regulando la utilización del suelo de acuerdo con el interés general para impedir la especulación.”
El sufrimiento de familias en estos años de máxima crisis ha organizado grandes redes de resistencia y apoyo que sin la PAH hubieran quedado rápidamente en el olvido. La lucha es el motor de muchas personas para no caer en la desesperación ante un nuevo desahucio, otra ayuda denegada u otra puerta cerrada y esto nos debe hacer plantearnos ¿qué hacen las instituciones para proteger a las personas cuando más lo necesitan?
Vemos con gran estupor el suicidio de personas que no han encontrado alternativa y la desesperación vence. Cuando decimos que “no son suicidios, son asesinatos” ponemos por delante la incapacidad de las instituciones para frenar cada situación injusta. En Leganés son muchos años acumulados de lucha para que estas situaciones consigan alternativa habitacional y social para ser capaces de emprender una nueva vida que permita salir del callejón sin salida a muchas personas y familias con menores y dependientes a cargo.
Desde Leganemos y con la ayuda inestimable de la PAH Leganés venimos reclamando alternativas habitacionales a través de un parque público de vivienda que palíe, en parte, la emergencia habitacional que vivimos y hacer frente a la nueva burbuja especulativa alrededor de la vivienda que impide el acceso a una casa en condiciones dignas. Con altos niveles de precariedad, temporalidad en el empleo, tasas de pobreza históricas ¿quién puede acceder a un alquiler de 600€? ¿Y a la compra de una casa de más de 100.000€? Esta es la media del precio en alquiler y compra en Leganés para poder acceder a una vivienda y no es asequible para la mayoría de la población. Con un parque de vivienda pública, con precios regulados en base a los ingresos de la unidad familiar se podría canalizar parte de la demanda de vivienda.
Pero esto no es lo único. Necesitamos unos servicios públicos con recursos suficientes para atender la demanda creciente de atención. Desde dotar de más personal a Servicios Sociales para evitar largas lista de espera para la atención de los casos, a veces son 2 meses de espera, hasta más recursos económicos para ayudar en la demanda económica a la que muchas familias no pueden acceder.
Es necesario desarrollar plan de rehabilitación, accesibilidad y eficiencia energética por fases, comenzando por los barrios más antiguos con criterios medioambientales y de ahorro energético para rehabilitar fachadas, cubiertas y mejorar la eficiencia energética y disponer de viviendas en condiciones óptimas.
EMSULE también debería jugar un papel fundamental y cumplir su función de empresa municipal del suelo y gestionar el parque público de viviendas en régimen de alquiler y poder albergar la demanda de emergencia social. Se acabó la época de la especulación con suelo público. Ahora es cuando más es necesaria la intervención de los organismos públicos para ayudar a quien más lo necesita, al contrario de lo que hace la Comunidad de Madrid, vendiendo su parque público de vivienda a fondos buitres y deshaciendo un parque de vivienda pública repartida por toda la Comunidad.
Creemos que hay mucho camino por recorrer en el derecho de la vivienda en Leganés, y seguiremos luchando para hacer realidad el derecho de todas las personas a un techo digno, con todas las herramientas que existen desde todas las administraciones para no dejar a nadie atrás y evitar suicidios como el de Alicia, de 65 años en Madrid, y tantas personas que no aparecen en las estadísticas, en Leganés también, pero que pone de manifiesto la indefensión a la que es sometida gente que no encuentra alternativa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *