PROPUESTA NUEVAS LÍNEAS DE AUTOBUSES Y PRIORIZAR EL USO DE LA BICICLETA

Estas medidas mejorarían las conexiones entre los distintos barrios de la ciudad, especialmente los más alejados del centro, y aumentarían las posibilidades de utilizar medios de transporte alternativos.

El Grupo Municipal Leganemos presentó, coincidiendo con la semana de la movilidad, una Moción al Pleno del Ayuntamiento de Leganés para mejorar sustancialmente el transporte y la movilidad en nuestro municipio. La iniciativa recoge propuestas del Plan de Movilidad que nunca llegaron a ponerse en marcha, así como iniciativas vecinales respecto al transporte público en Leganés.
Una de las principales propuestas es la puesta en marcha de la segunda línea de autobuses urbanos de Leganés, que permitiría descargar de recorrido a la actual L1, optimizando este servicio y conectando los distintos barrios de Leganés. Debemos recordar que nuestro municipio es el único de su entorno que cuenta con una sola línea de autobuses urbanos, frente a Alcorcón que cuenta con dos o Getafe y Fuenlabrada que cuentan con hasta cuatro líneas, por lo que el objetivo sería ir incrementando el número de líneas en los próximos años.
Además, esta iniciativa se hacía eco de la recogida de firmas para alargar el recorrido de la línea 483 hasta la estación de Cercanías de Parque de Polvoranca. Este punto es sintomático de lo que sucede en los barrios más alejados del centro de la ciudad, como Arroyo Culebro, La Fortuna, Vereda, Solagua o Poza del Agua, para los que habría que revisar y optimizar los recursos con el fin de dar un servicio efectivo en esos barrios.
La necesidad de mejorar la movilidad en el interior de la ciudad, favoreciendo el uso de transportes alternativos como la bicicleta y que no sirvan solo como forma de ocio, es una de las cuestiones que están también encima de la mesa en cuanto a movilidad. Necesitamos medidas para hacer de Leganés una ciudad más accesible, pensada para las personas y medioambientalmente sostenible.
En este mismo sentido se vuelve a plantear la necesaria adecuación y rehabilitación de los caminos de nuestro entorno, especialmente la reconversión en Vía Verde de la antigua vía militar que une Leganés con Alcorcón y Madrid, o la conexión del camino peatonal que enlaza con Villaverde, en el que actualmente es realmente peligroso transitar por el último tramo de Leganés, son apenas cien metros pero extremadamente peligrosos.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *